Lo que NO dice el vídeo del Gobierno
Escrito por UGT   
lunes, 26 de marzo de 2012

El Gobierno vuelve a tropezar en la misma piedra y repone el vídeo con las mentiras sobre la reforma laboral

El Gobierno vuelve a dar muestras de su “forma de escuchar” y desoye las demandas sindicales para que retire definitivamente el vídeo sobre la reforma laboral, que la Junta Electoral Central exigió retirar hasta después de la celebración de los comicios electorales en Andalucía y Asturias.

Este vídeo, financiado con dinero público, es una ofensa a la verdad pues “vende” una reforma laboral ilusoria. Una normativa que cuenta con el rechazo mayoritario de los ciudadanos, pues supone una regresión de los derechos laborales y sociales, sin precedentes en nuestra democracia y que ha suscitado la convocatoria de huelga general para este jueves 29 de marzo de 2012.

Lo que NO dice el vídeo del Gobierno:

Dice que es una reforma completa y equilibrada. A la vista está lo equilibrada que es. Los sindicatos hemos convocado una huelga general ante la mayor agresión a los derechos laborales y sociales de nuestra democracia.

Dice que ha respetado el diálogo social y se han recogido las aportaciones de los agentes sociales en el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva. En realidad han despreciado el diálogo social, obviando las propuestas sindicales y la búsqueda de un consenso social. Han dinamitando el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, un pacto sin precedentes en Europa y que sí habría sentado las bases para que el despido fuera la última opción de las empresas.

Dice que apuesta por más empleo. Aunque obvian que este año se van a destruir más de 600.000 puestos de trabajo,

Dice que apuestan por medidas para fomentar la contratación estable. Al contrario se han abaratado los contratos indefinidos y se ha creado uno el llamado, erróneamente, contrato “indefinido” para emprendedores (un contrato por tres años, en el que el primer año el trabajador esta de prueba, y puede ser despedido porque sí y sin ningún tipo de derecho a indemnización).

Dice que apuestan por la flexibilidad interna para que el despido sea el último recurso. Y es justo al revés. El eje de esta reforma laboral es el despido más fácil, más barato y más rápido y sus componentes son más precariedad para todos y mayor desregulación de las condiciones laborales. Hay una batería de medidas aprobadas en esta dirección, el despido: el trabajador es ahora el que tiene que demostrar que su despido es improcedente, antes era el empresario el que tenía que demostrar que el despido era procedente; éste puede alegar que ha vendido menos durante tres trimestres para despedir a un trabajador con una indemnización de 20 días por año trabajado y un máximo de 12 mensualidades; se elimina la autorización administrativa de los despidos colectivos, prevalece la decisión empresarial; se podrán realizar despidos colectivos e individuales en las Administraciones Públicas, si éstas tienen dificultades presupuestarias para financiar los servicios públicos durante tres trimestres consecutivos; y ahora también la empresa podrá despedir a un trabajador por absentismo, aunque sea justificadamente, el 20% de su jornada en dos meses consecutivos, o el 25% en cuatro meses discontinuos en un periodo de 12 meses.

Dice que hay más derechos y formación. Al contrario habrá más precariedad para los jóvenes. Los contratos de formación y aprendizaje, aplicables a trabajadores entre 16 y 25 años, se podrán hacer a trabajadores de hasta 30 años (y sin límite de edad para las personas con discapacidad), durante el tiempo en que España tenga una tasa de paro superior al 15%. Estos contratos podrán ser de hasta 3 años (se amplían un año). El tiempo de trabajo efectivo se mantiene en el 75% de la jornada, pero sólo para el primer año, en el segundo y tercero puede llegar al 85%. En cuanto a los derechos, con esta reforma, los empresarios tienen potestad para bajar el salario, cambiar el horario y el puesto de los trabajadores, alegando razones económicas, técnicas organizativas o de la producción; también pueden cambiar las condiciones laborales de los trabajadores si las empresas, unilateralmente, deciden desvincularse del convenio colectivo que deben aplicar.

Dice que habrá más conciliación y habla del contrato a tiempo parcial. Esto podría ser así si el contrato a tiempo parcial fuera de carácter voluntario pero en España, en general, se trabaja a tiempo parcial cuando no se encuentra un trabajo a tiempo completo. Además, con esta reforma los trabajadores a tiempo parcial podrán hacer horas extra.

Dice que es una reforma laboral orientada a los 5 millones de parados: Cuando en realidad es una reforma orientada a los empresarios que recibirán dinero en forma de bonificaciones y ayudas fiscales si contratan a determinados colectivos. Conviene recordar además que los trabajadores que estén cobrando la prestación por desempleo podrán ser requeridos para desarrollar tareas en beneficio de la comunicad, que se pueden establecer mediante acuerdos con las Administraciones Públicas y empresas privadas.

Por todo ello, UGT considera que esta reforma laboral, junto a las políticas de ajuste y recorte que está aplicando el Gobierno del Partido Popular, nos conducirá a más paro, más recesión y peores condiciones sociales y laborales para todos. Esos son los motivos por los que el 29 M los sindicatos hemos convocado una huelga general.

Modificado o ( lunes, 26 de marzo de 2012 )